Es la vida

Comparto la editorial que escribí para la edición 156 de La Revista del Club A. Huracán, correspondiente al mes de octubre de 2015.

En la vida de los seres humanos suceden situaciones lindas y feas, con los matices que cada uno le da. En los clubes pasa exactamente lo mismo y quienes nos sentimos parte de ellos, nos alegramos y sufrimos por lo que le ocurre a la institución, como si nos pasara a nosotros mismos.-

Por estos días hem20151023_212745os tenido en el club dos noticias que se han destacado por encima de las demás.-

Por un lado nos pegó duro el fallecimiento de Jorge Baratteri, quien a lo largo de más de treinta años trabajó denodadamente por el club, desde el lugar que le tocó ocupar. En la actualidad integraba la Comisión Directiva, ejerciendo el cargo de intendente.-

Es el claro ejemplo de aquellas personas que sienten al club como propio, que luchan por él día a día, que dejan en la institución muchas horas y se alegran y entristecen según las cosas que pasen.-

Es de esperar que la partida de Jorge nos haga pensar en el compromiso hacia el club y la importancia de priorizar Huracán por sobre todos los intereses que cada uno de los socios tenemos dentro de la institución.-

Por otro lado, sentimos una alegría enorme al enterarnos que se había ganado la licitación para organizar el cuadrangular clasificatorio a las semifinales del Argentino Sub 17 de básquet.-

Sabemos que el equipo de nuestro club viene descollando torneo tras torneo habiendo dejado en el camino a equipos de Bahía Blanca, Mar del Plata, Olavarría y varias ciudades más.-

Afortunadamente se podrá observar jugar en la ciudad al equipo del club, enfrentando a dos potencias nacionales como lo son Obras Sanitarias y Lanús.-

Creo que no se ha dimensionado la campaña que viene teniendo este grupo de jugadores que empezaron a dar sus primeros pasos en nuestro gimnasio y hoy están entre los mejores equipos del país.-

Seguramente, más allá de los resultados, será un orgullo para todos los huracanófilos ver en acción a estos jugadores que han llegado por ser un verdadero equipo, en todo sentido.-

Como decía al principio, el club vive y por ende enfrenta alegrías y tristezas. Todo lo que nos toque vivir nos debe unir como institución y así los momentos felices se disfrutarán más y los tristes se harán más llevaderos.-

Huracán vive dentro de cada uno de los que sentimos pasión por él.-

Anuncios

Puro corazón

El pasado 28 de setiembre falleció el Sr. Jorge Baratteri quien fuera durantejorge baratteri muchos años integrante de la Comisión Directiva de Huracán y en la actualidad ocupaba el cargo de intendente. Compartí con  él la pasión por el club y teníamos un trato casi diario desde hace años. Cuando me enteré de su fallecimiento me dieron ganas de recordarlo a traves de una especie de semblanza. Como un humilde homenaje hacia Jorge, comparto mi recuerdo:

Puro corazón. Asi debería definirse en dos palabras a Jorge Baratteri. Corazón que lo hacía noble, buena persona, leal, testarudo, ansioso, atropellado y sanguíneo. No podía con su genio y siempre estaba dispuesto a dar una mano para solucionar un problema. Quienes lo conocimos en el club, supimos de su dedicación fraternal por sus chicos de inferiores. Se acercó al club llevando de la mano a sus hijos y no se fue más. Treinta años de luchar por un Huracán mejor, habiéndole dedicado la mayor parte del tiempo al fútbol menor. Sábados enteros acompañando al equipo, ayudando con la ropa, corriendo para juntar el dinero para los árbitros, en fín, era el hombre orquesta. Varios miles de chicos pasaron por el club y tuvieron en Jorge una persona que los cuidó, los vistió, les enseñó y principalmente los respetó. Hace apenas dos años comenzó su labor como Intendente del club, casi a la par de haberse jubilado de la Municipalidad. Horas y horas dedicó para que Huracán en poco tiempo se vea distinto. Se desvivía para que las instalaciones estén lo mejor posible, buscaba ayuda para juntar fondos y así pintar, cambiar techos, arreglar cañerías, etc etc. Por su carácter impulsivo más de una vez tenía choques, discusiones, pero siempre buscando lo mejor para el club. Era de esas personas que sentían la camiseta y estaban dispuestos a colaborar en lo que sea. Dedicó muchas horas de su tiempo, puso dinero de su bolsillo y gastó suelas de zapatos buscando un Huracán mejor. Se lo va a extrañar mucho y ojalá quienes tuvimos la suerte de trabajar con él, podamos imitarlo en cuanto a su dedicación y compromiso con el club. Huracán era su casa y por eso lucho siempre por su bienestar. También lo hizo por su familia, la que había formado junto a Adriana. Permanentemente tenía presente a sus hijos, los que eran su orgullo. Siempre una palabra acerca de Sebastián y su exitosa carrera en Italia. Melisa y sus hijos que lo habían convertido en abuelo más que presente y por último el gustazo que se dio al tener a Guillermo con su título de contador bajo el brazo. Creo que se fue de este mundo  contento. La familia encaminada hacia un futuro promisorio y el club embellecido por su permanente batallar. Esa sangre que lo hacía tan inquieto y metedor finalmente le jugó una mala pasada y se lo llevó a descansar eternamente. Gracias por todo Jorge. Huracán y su gente ya te estamos extrañando.