Genios, desastres, ídolos, hdp, dioses

“Messi Vos No Sos El Mejor Del Mundo, Porque Si Lo Fueses Pondrias Mas Huevos Para Jugar Con Tu Pais.. Osea Querido Vos No Jugas Por La Celeste Y Blanca, Te Huvieces Quedado Con Los Gallegos, Negro Gil”..

Hace minutos terminó el partido de la selección nacional de fútbol frente a Irán en la segunda presentación de Argentina en el Mundial Brasil 2014. El desempeño del equipo no fue el mejor. Los motivos son muchos y de diferente orígen, pero no es mi deseo analizar el encuentro en sí, sino la actitud de nosotros, los hinchas. Leer un tweet (que encabeza este artículo)  sobre Messi escrito apenas dos minutos antes que haga el golazo que posibilitara el triunfo, me llevó a pensar acerca del exitismo extremo que reina en el deporte argentino en general, y en el fútbol en particular. Es tremenda la facilidad con la que los argentinos pasamos de la alegría al pesimismo y más que nada cuando se trata de situaciones deportivas. Luego del triunfo en el primer partido de este mundial, se habló mucho de tácticas, de estrategias pero principalmente de una selección que TIENE que ganar y ganar. Hasta hace unas horas, toda Argentina se estaba probando el traje de campeón. Con el correr de los minutos y ante la imposibilidad de sacar ventaja frente a Irán comenzamos a tener los peores jugadores, el peor director técnico y una dirigencia corrupta e incapaz. Cuando Messi logró convertir el gol, volvimos a ser los mejores, los más grandes y ya retomamos la idea de campeonar. Esto es muy argentino. Y lo peor es que esto no ocurre sólo cuando se pone en juego la camiseta nacional. También ocurre con el tenis. Del Potro fue insultado tiempo atrás cuando se lesionó en la final de la Copa Davis y fue recibido con honores cuando se quedó con el US Open unos meses después. El boxeador Maravilla Martinez era ídolo y al caer derrotado días atrás pasó  a ser un desastre que tiene que retirarse de los cuadriláteros. Somos así, tenemos una frágil memoria y mucha necesidad de sentirnos ganadores, más allá de que los triunfos sean ajenos y tratemos de tomarlos como propios. Volviendo al fútbol, cuando vamos ganando, las canchas se llenan. Si los resultados son esquivos, el público es ínfimo. La excusa de la inseguridad en las canchas, de que los partidos no son buenos, de que el equipo anda mal, de que las entradas son caras, de que se juega entre semana siempre están a flor de piel y son tomadas cada vez que se cuestiona la falta de público en los estadios. Ni somos los mejores ni los peores. Somos proclives a adueñarnos de los triunfos y adjudicar las derrotas a los demás. Busquemos un equilibrio. Pongámonos en el lugar del otro. Miremos a nuestro alrededor. La sociedad en que vivimos y obviamente somos parte, busca resultados inmediatos, y apuesta en el deporte lo que no encuentra en otros ámbitos de la vida. 

 

Anuncios

Para conocer mejor al mas grande

portadaHace un tiempo escribí un artículo sobre el más grande deportista que ha dado Tres Arroyos en su historia. Pocos han oído hablar de él, pero sin dudar Pedro Leopoldo Carrera lo es. Cuando publiqué http://wp.me/pupA0-5l muchos tresarroyenses se desayunaron acerca de quien fué Carrera. Por fortuna, ha sido publicado un libro biográfico que recorre su vida. Su autor es Luis Venosa, siendo prologado por el nieto del múltiple campeón mundial, Marco Carrera. Para todos aquellos amantes del deporte, de la historia y de nuestro pago chico, considero que es muy buena idea comprar este libro para conocer a  El_hombre_del_clavel_blanco

El creador de Dunamar

A la edad de 91 años, falleció ayer en Dunamar Don Ángel Helmer Fangauf, pionero de dicho barrio claromequense, lugar adonde llegó en 1953. Por entonces era un paraje inhóspito. La belleza que posee el barrio se debe a este hombre que fijó cientos de hectáreas plantando miles y miles de árboles que hoy podemos disfrutar.
Convirtió con sus manos y su inteligencia, un desierto de arena y piedra en un paraíso. Dedicó su vida a cuidar y disfrutar de la naturaleza. Escucharlo es conocerlo y conocerlo es admirarlo. Se fué un personaje con todas las letras que nos legó un lugar que para muchos es nuestro lugar en el mundo.

Recordar, reconocer e imitar

ImagenComo ya lo he expresado en editoriales anteriores, nuestro club se ha caracterizado a lo largo de su historia por tener grandes dirigentes que han ido marcando una senda, un camino, para que los más jóvenes los imiten, los sigan y el ideal del club siga la dirección marcada por los fundadores del mismo.-

Con el paso de los años las diferentes comisiones directivas que fueron rigiendo los destinos de la institución, tuvieron la generosidad de reconocer a ciertos dirigentes que fueron ejemplo por su dedicación, responsabilidad y compromiso para con el quehacer diario de Huracán.-

Así fue que hace casi tres décadas se impuso el nombre de Roberto L. Bottino, Ricardo R. Fernandez, Mario J. Pérez, Luis Vizzolini y Antonio Vizzolini a diferentes instalaciones del club.-

Más acá en el tiempo se impuso el nombre de Roberto Seghezzo a un importante torneo de tenis, que aún hoy sigue disputándose año a año.-

También Raúl Sabatini recibió su reconocimiento al designar con su nombre las canchas de bochas del club. Además, hace pocos días, se organizó un torneo de dicho deporte que llevó su nombre.-

Un colaborador permanente de la institución como lo fue Roberto Aiello ha sido homenajeado al llevar su nombre un importante campeonato de fútbol.-

Esta breve y seguramente incompleta reseña, quiere destacar la importancia que tiene para las instituciones y en especial para la nuestra, recordar y reconocer a quienes de especial manera hicieron que Huracán sea lo que es hoy: el club más grande de la ciudad, con mayor cantidad de disciplinas, con más éxitos obtenidos y el más reconocido a lo largo del país.-

Todas las personas mencionadas y muchísimas más que a lo largo de los 91 años que tiene el club lo engrandecieron día a día, tenían un objetivo en común: HURACAN. Sin mezquindades, dejando de lado ambiciones personales y egoísmos, permite que los esfuerzos dentro del club no se dispersen y se vaya adquiriendo sentido de pertenencia, para que la lucha sea por los intereses comunes.-

Las enseñanzas de los mayores las debemos tener presentes cada día e intentar ponerlas en práctica en cada una de las acciones que nos toca emprender.-

La actual Comisión Directiva tiene entre sus múltiples objetivos, recordar, reconocer e imitar a quienes hicieron grande a HURACAN.-

Editorial que escribí para la revista nº 140  del Club Atlético Huracán correspondiente al mes de junio de 2014.