Un “loco” hablando en serio

TED (Tecnología, Entretenimiento y Diseño) es un ciclo de conferencias de prestigio internacional que se realiza todos los años en Long Beach, California, en el que se reúnen algunos de los pensadores y emprendedores más importantes del mundo, invitados a compartir aquellas cosas que más los apasionan: las ideas. En nuestro país se desarrollan en diversas ciudades encuentros similares, bajo el mismo formato original. Por ejemplo en TEDxRosario “Xperiencias “ es un segmento pensado para llevar las ideas a la práctica a través de aventuras que involucren y tengan como protagonista a la comunidad. En esta ocasión me pareció oportuno rescatar la disertación del conocido basquetbolista Hernán Montenegro que nos cuenta sobre las dificultades que tiene un joven deportista al comienzo de su carrera profesional. Recordemos que “el loco” es un personaje único y particular; basketbolista de profesión: fue, es y será el hombre que le cambió la cara a este deporte; habiendo sido no sólo el primer jugador argentino en pisar la NBA, sino también un hombre inquieto, curioso, audaz y lo más importante: autodidacta. Estudió Business Administration en Louisiana State University, dejando la misma para dar paso a su carrera en la NBA. Domina tres idiomas; ha recorrido 72 países y vivido en 16. En su larga y cambiante vida ha trabajado como CEO de U1st Sports (una de las agencias de representación deportiva más importantes de latinoamérica); inventó un proceso de tiernización para productos cárnicos único en el mundo. Actuó en televisión; asiduo concurrente a programas de interés general en radio y televisión; comentarista en TyC Sports, Fox Sports, Canal 7, entre otros. Actualmente da charlas en todo el país acerca de la importancia del factor humano en la realización de objetivos. Su vida, como le gusta decir, va de lo sublime a lo ridículo. – http://tedxrosario.com.ar/charlas/inner/?charlaID=5#sthash.kkFuy30g.dpuf

 

 

Anuncios

Claromecó, allá lejos y hace tiempo…..

claromeco10

Claromecó se caracteriza por sus amplias playas, sus casi permanentes vientos, pero principalmente por el famoso Faro y las pintorescas lanchas de pesca. La actividad comercial de éstas ha disminuído con el tiempo, pero hubo épocas en las cuales cientos de personas vivían de ella en el balneario. Las típicas fotos de las lanchas descansando sobre la arena o los minutos dedicados a mirar entrar o salir del mar a alguna de ellas, son recuerdos imborrables para quienes concurren a Claromecó a lo largo de los años. Como comenzó la actividad pesquera desde el punto de vista comercial se explica en este video, que nos muestra lo rudimentario que era el trabajo y el sacrificio que hacían quienes se dedicaban a ello. Disfrutemos de un Claromecó que no volverá, un Claromecó, allá lejos y hace tiempo……