Somos sucios

Prolijo pero sucio

Playas sucias

Con la llegada de la primavera, los días se van haciendo un poco más largos y tenemos la posibilidad de disfrutar con más tiempo de la naturaleza y el aire libre. Pese a que considero que Tres Arroyos es una ciudad limpia y bien mantenida, a cada paso que hacemos vemos basura tirada por cualquier lado. Botellas plásticas, papeles, bolsas, atados de cigarrillos,  etc. Con  los días lindos, retomamos la costumbre de ir  a la playa. Aquí, la suciedad no desaparece, por el contrario, es más amplio el espectro de los desperdicios que se encuentran. Pañales, botellas, cáscaras de frutas, tapitas, vidrios, ojotas, bolsas de todo tipo, etc. En definitiva, estemos donde estemos, somos sucios. Dejamos en cualquier lado, lo que deberíamos llevar hasta nuestras casas, para que luego los recolectores de residuos lo retiren. Sería bueno que tomáramos conciencia que no debemos arrojar desperdicios por donde se nos ocurra. Ojalá en el próximo verano, podamos ver nuestras playas más limpias. Por un lado por la responsabilidad de cada uno de nosotros y por el otro, por la acción de las autoridades. Estas deberán colocar recipientes bien visibles e irrompibles, para luego retirar todo lo allí depositado. Es un desafío que debemos asumir. Ojalá lo cumplamos.-

Anuncios

Es lo mismo o no ?

Todos los argentinos y gran parte del mundo, supimos de las desacertadas manifestaciones de Diego Armando Maradona al finalizar el partido que la selección de nuestro país enfrentó a Uruguay www.youtube.com/watch?v=ObliW7HptI0 . La gran mayoría ha condenado las declaraciones, siendo defendido por unos pocos, entre ellos, el gran extorsionador, don Julio Grondona. Desde mi punto de vista, la AFA debería haber sancionado a su director técnico, analizando incluso, la posibilidad de dejarlo cesante. Fue una verguenza nacional, que denota soberbia, impunidad y descontrol. Días antes de los exabruptos de Maradona, otro gran ex deportista con fama mundial, efectuó declaraciones de similar tenor. Me refiero a Carlos Reutemann, que saliendo de su conocida mesura, se depachó con una serie de improperios ante una pregunta de los periodistas. Al consultársele sobre la posibilidad de presentarse como candidato a presidente, espetó que podían recontra meterse la candidatura en el centro del c….(www.youtube.com/watch?v=HybrXFiM0Ik&feature=PlayList&p=1844B54D0AAEC78C&playnext=1&playnext_from=PL&index=16). Poco trascendieron estas declaraciones, absolutamente reprochables, en especial para un senador nacional, ex gobernador y uno de los más grandes ídolos deportivos de nuestro país. Practicamente nadie, condenó sus dichos. Tampoco nos espantamos ante el desafortunado comentario que días pasados hizo Francisco De Narvaez, al decir que la gente le decía en los actos que estaba contenta porque él le había roto el c….a los Kirchner. http://www.youtube.com/watch?v=fDhm0_moBto Todas las declaraciones son censurables o reprochables, pero, por qué la mayoría de nosotros nos espantamos solo con lo dicho por el director técnico de la selección nacional ?. Es para pensar no ?